Cuidar de la boca en la tercera edad

Hola, ¿cómo estás?

¡Esperamos que disfrutando del verano!

Hoy vamos a hablarte de tus dientes. Cuidar de tu boca es cuidar de tu salud. ¿Has escuchado esto alguna vez? Seguro que sí.

Al hacernos mayores, todas las partes de nuestro cuerpo se van resintiendo y requieren de nuestra parte un poco más de atención y mimo. También los dientes y las encías. El natural desgaste, el deficiente cuidado, el tabaco… Como ves, el ‘ejército’ contra nuestra salud bucodental es muy poderoso, mas aún a medida que cumplimos años, de manera que no debemos bajar la guardia. Con los cuidados adecuados, los dientes pueden durar toda la vida.

Aquí te dejamos varios consejos que te vendrán bien. Algunas son recomendaciones útiles para personas de cualquier edad, si bien es cierto que cuando se es mayor hay que extremar los cuidados.

-Resulta imprescindible cepillarse después de cada comida y utilizar, al menos una vez al día (por la noche a ser posible), la seda dental. Puede reforzarse la higiene con un enjuague bucal.

-Visita de manera periódica al dentista. Por lo menos una vez al año para comprobar que todo está en orden. Y deberás tenerle al día de tus afecciones, en caso de haberlas: diabetes, problemas cardíacos… Es importante que el profesional disponga de toda la información relativa a su paciente.

-La saliva tiende a disminuir con la edad, la boca está más seca y esto anima la aparición de caries e infecciones. Para prevenir esta sequedad se recomienda beber dos litros de agua al día.

-A edades avanzadas son muy comunes las prótesis dentales. Hay que limpiarlas y cuidarlas como a los propios dientes naturales. Existen cepillos especiales para prótesis.

Sigue estos consejos y ¡sonríele a la vida!