Comer pescado atenúa el deterioro cognitivo

¡Hola de nuevo!

En el último post os hablaba de lo saludable que resulta la práctica del baile en la tercera edad. Tiene un montón de beneficios para la salud. El baile o cualquier otra actividad física que se practique con una buena planificación ajustada a las necesidades de cada persona. Ahora bien, el deporte, como bien sabéis, conlleva un gasto de energía extra que deberemos tener en cuenta en la alimentación. La comida, no lo olvides, es la gasolina del cuerpo.

Y en este post os voy a hablar de un alimento fantástico que debería contar con una presencia notable en el menú de toda persona. Me refiero al pescado, a todo tipo de pescado, aunque principalmente al azul (salmón, atún, sardina, anchoa, trucha, rodaballo…), rico en omega 3, excelente para combatir el colesterol y otras dolencias del sistema circulatorio.

Pero el pescado tiene más beneficios para los mayores. Según reflejan algunos estudios, comer pescado o mariscos al menos una vez a la semana rebaja en un 15% el riesgo de sufrir deterioro cognitivo, como diversos tipos de demencia y la enfermedad del Alzheimer. En Japón, un país muy aficionado al consumo de estos alimentos, las tasas de demencia senil son considerablemente inferiores a las registradas en los países occidentales.

Así que ya sabéis, un poco de ejercicio físico y una dieta saludable (con abundante pescado) os ayudarán a estar más sanos y felices.

¡Buena pesca!